Hatha Yoga

El yoga es una disciplina que abarca muchos conocimientos y estilos diferentes con una base común. El hatha yoga es uno de esos estilos, que podríamos considerar madre. Dado que muchas variantes y formas de trabajo se basan en sus principios.

hatha yoga

Qué es hatha yoga

Se trata del estilo de yoga más conocido y practicado en occidente, y muchos de los modernos tipos se basan en él.

El hatha yoga es una práctica que aglutina en sí misma diferentes aspectos del yoga: las asanas o posturas de yoga, el pranayama o respiración, las llaves energéticas o bandhas, los gestos con las manos o mudras y las limpiezas o kriyas.

Aunque son los dos primeros, las asanas y el pranayama, los elementos más conocidos y practicados en el mundo occidental.

Las asanas o posturas de yoga constituyen la parte física y el trabajo con el cuerpo. Gracias a ellas se trabajan los músculos para aumentar su fuerza, resistencia y flexibilidad. Las asanas trabajan el cuerpo de forma global y son un excelente ejercicio para ponerse en forma.

Por otra parte, el pranayama constituye la parte de la respiración, un aspecto de especial importancia en yoga, y otras muchas técnicas. La respiración es la base de la vida, y necesaria directa o indirectamente para muchos de los procesos del cuerpo.

Por tanto, el hatha yoga que se practica en occidente se centra en estos dos aspectos junto a la meditación. Elemento que suele incluirse al final de cada clase de hatha yoga.

Si bien, para ser más precisos, Hatha yoga se enmarca como uno de los 5 caminos de yoga. El cual tiene el sobrenombre de yoga físico o yoga del cuerpo. Por ello, la afirmación de que muchos estilos modernos de yoga toman sus conocimientos del hatha.

Quién puede practicar hatha yoga

Cualquier persona puede iniciarse en la práctica de hatha yoga con toda tranquilidad.

Las asanas que se realizan en hatha yoga se pueden realizar de forma estática o fluyendo entre las diferentes posturas. Cuanto más fluida y rítmica sea una sesión más próxima al vinyasa estará.

Gracias a esta metodología lenta y a que se basa en las posturas de yoga clásicas, que no son excesivamente complicadas, es un estilo estupendo para iniciarse en la práctica de yoga.

Beneficios del hatha yoga

Cómo ya vimos en anteriores post, el yoga tiene múltiples beneficios para la salud.

Beneficios físicos del hatha yoga

  • La práctica de yoga fortalece la musculatura del cuerpo, elemento esencial para una mejor calidad de vida, sea cual sea tu edad.
  • Aumenta la flexibilidad, imprescindible para evitar lesiones.
  • Mejora la resistencia.
  • Aumenta el riego sanguíneo.
  • Mejora la coordinación y el equilibrio.

Beneficios mentales

  • Reducción del estrés
  • Mejora la calidad del sueño
  • Incrementa la concentración.

Beneficios emocionales

  • Mejora la autoimagen
  • Aumenta la sensación de paz y tranquilidad.
  • Ayuda a enfrentarse a los problemas de forma serena y proactiva.

Si quieres profundizar un poco en estos beneficios te dejamos aquí el artículo sobre el saludo al sol en yoga.

Cómo es una clase de hatha yoga

Si has decidido apuntarte a hatha yoga, es posible que te preguntes cómo serán las clases de este estilo.

Al ser un rama tan practicada del yoga, te podrás encontrar con grupos de hatha yoga para principiantes, intermedios e incluso avanzados.

Identifica cuál es tu nivel de forma física o experiencia en yoga para probar en alguno de estos grupos de nivel.

Una clase normal de hatha puede consistir en:

  • Respiración, toma de consciencia.
  • Calentamiento.
  • Secuencia de saludo al sol
  • Varias asanas de suelo
  • Varias asanas de pie
  • Varias asanas de equilibrio
  • Pranayama y meditación

Posturas más practicadas en hatha yoga

El hatha yoga toma las asanas clásicas del yoga y se sirve de ellas para crear una práctica profunda que ayuda a trabajar el cuerpo de forma global, equilibrar las energías y calmar la mente.

Por lo general, las posturas de yoga que se utilizan en este estilo son relativamente sencillas y aptas para cualquier persona. Si bien es posible que no te salgan perfectas en un principio, con el tiempo acabarás depurando la técnica y sintiéndote cómodo en cada una de ellas.

Es importante que durante la ejecución de las asanas prestes atención a tu respiración, ya que es esta el hilo conductor por el cual fluir a través de las asanas.

Lo importante es no forzar tu cuerpo más allá de sus límites y en el caso de no poder realizar correctamente una postura concreta, sírvete de accesorios como un cinturón o un bloque de yoga.

Ahora vamos a ver algunas de las posturas más utilizadas en este estilo de yoga:

  • Postura del niño.
  • Postura de la hoja plegada
  • Postura de la cobra
  • Postura del perro boca abajo
  • Posturas del guerrero I, II, III
  • Postura del bastón
  • Postura del árbol

Estas son solo algunas de las posturas con las que te puedes encontrar en una clase de hatha yoga.

Más información el hatha yoga aquí.

Foto de Vlada Karpovich en Pexels