CUENCOS TIBETANOS

Los cuencos tibetanos o también llamados cuencos cantores se llevan utilizando en la región del Himalaya desde hace siglos por los monjes budistas que allí viven. Estos monjes, utilizan estos cuencos para alcanzar estados de meditación profunda, sanar ciertas dolencias físicas y/o mentales o eso se cree.

¿Qué son los cuencos tibetanos?

El tazón cantador o más conocido como cuenco tibetano, es un recipiente metálico cóncavo de origen asiático. Es utilizado para producir sonidos que ayudan a alcanzar estados meditativos más profundos. 

Al parecer, tras la conquista de El Tíbet en los años 50 por parte de China, muchos Tibetanos tuvieron que emigrar y refugiarse en otros países, y con ellos iban monjes budista. 

Estos monjes budista, por lo que he podido informarme, en un principio fueron reticentes en dar una respuesta clara al uso de estos cuencos cantores. Si bien es cierto, que el uso que se les da actualmente en meditación o musicoterapia parece repercutir positívamente en las personas que los usan. 

Como decíamos, el origen histórico de estos cuencos lo encontramos en el Himalaya, más concrétamente en lo que hoy en día es Nepal y El Tíbet. Donde se siguen utilizando en rituales de índole Budista. 

Tradicionalmente estaban compuestos por diferentes metales, que así mismo simbolizaban los planetas de nuestro sistema solar. El cuenco más común es el que está fabricado con 7 metales, pero podemos encontrar tazones con hasta 12 metales diferentes. 

Para representar al Sol se utiliza el oro, para la Luna la plata, el mercurio para Mercurio, el hierro para Marte, el cobre para Venus, el plomo para Saturno y el estaño para Júpiter. 

¿Para qué sirve un tazón tibetano?

Estos “instrumentos” son capaces de emitir sonidos con una frecuencia de 432 Hz que es considerada la frecuencia de la naturaleza. También puedes encontrar tazones capaces de alcanzar frecuencias mayores de hasta 528 Hz, que tradicionalmente se conoce como la frecuencia del amor. 

De esta forma, puedes intuir que al conectar tu cuerpo y mente con estas frecuencias producen un estado de relajación y meditación de forma mucho más sencilla. 

Los cuencos tibetanos son usamos en actividad donde se busque este estado de relajación profunda. Por ejemplo, es sesiones de mindfullness, determinadas sesiones de Yoga, meditaciones de vipassana, etc… 

Introducir el sonido de uno de estos cuencos en tus sesiones de meditación te ayudará a profundizar en la práctica de tu día a día. 

Tipos de cuencos tibetanos

Si buscas por internet podrás encontrar una buena variedad de cuencos tibetanos fabricados con diferentes materiales. Hoy en día, gracias a la fabricación industrial las posibilidad son múltiples, pero si te gustan las cosas hand made, también puedes encontrar un nutrido grupo. 

El sonido que producen será diferente en función del material con el que estén fabricados y la forma del cuenco. 

Últimamente, parece que los cuencos tibetanos de cuarzo están consiguiendo gran popularidad. Ello se debe a su hermoso diseño y al sonido puro que producen al tocarlos. Son cuencos bastante profundos por regla general con una estética muy bonita. 

Los cuencos manipuri, tienen una estructura convexa con paredes abiertas que producen un sonido amplio y expansivo de duración amplia en el tiempo.

El cuenco cáliz posee la peculiaridad de tener una pequeña deformación cóncava en su interior. Permitiendo así dar sonidos con frecuencias elevadas. 

El cuenco Lingham es uno de los más hipnóticos y difíciles de encontrar al mismo tiempo.

El cuenco Bengala posee una paredes gruesas que permiten controlar el volumen del sonido que producen. Fabricado con 3 partes de cobre y una de estaño emite un sonido muy limpio cuándo se hace sonar. 

El cuenco Jarkanda está fabricado con 7 metales y es uno de los más tradicionales. Produce bellos sonidos que al igual que los demás tipos invitan a la meditación y trascendencia del ego. 

Pero, ¿cómo se usan los cuencos tibetanos?

Utilzarlos es muy sencillo, basta con darles golpes secos en su canto o frotarlos de forma continua siguiendo la circunferencia del mismo canto. 

Dependiendo de la forma en la que lo hagas sonar, conseguirás sonidos diferentes que producirán efectos distintos en ti. 

En el siguiente vídeo podrás observar las diferentes formas de tocar los cuencos tibetanos para producir sonidos que te sumergan en una relajación profunda.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE