VELAS PARA YOGA

Si eres como nosotros y conoces el poder hipnótico que el elemento fuego tiene para el ser humano, sin duda, incorporar velas a tus prácticas de meditación o de Yoga aportará un granito de arena para conseguir ese ambiente introspectivo que el Yoga necesita en ocasiones.

OfertaBestseller No. 10 Velas Aromaticas, Cera de Soja Natural, Velas Perfumadas Regalos para Mujer, 4*4.4oz 25-30 Horas, Aromaterapia,Yoga,Aniversario,Día de Acción de Gracias, Lavanda, Limón, Higo, Primaveral

Comprar velas aromáticas online

Las velas para Yoga ayudan a crear un espacio intimo donde practicar, si estas son aromáticas pueden ayudarte a conseguir mayores niveles de relajación y estados más profundos de meditación. 

¿Quién no se ha sentido alguna vez hipnotizado por el crepitar de las llamas en una chimenea? Salvando las distancias, la llama de una vela consigue llevar nuestra mente hacia un punto concreto, la llama, y bajar así la actividad incesante en la que nuestra mente se encuentra en ocasiones. 

Si te gusta hacer tu práctica al anochecer para relajarte antes de acostarte realizando por ejemplo el saludo a la luna, colocar una o dos velas en las habitación te ayudará a relajar la mente y cuerpo más profundamente, aportando aroma y calidez a la habitación. 

¿Beneficios de las velas aromáticas?

Ni que decir tiene, la gran importancia que el fuego tiene a nivel ritualista en la historia del ser humano. La domesticación del fuego fue uno de los mayores avances culturales que sufrió nuestra especie. 

Desde tiempos remotos el fuego se ha utilizado en multitud de aspectos de la vida del homo sapiens, desde mera iluminación, cocina de los alimentos, rituales, ceremonias, defensa de la tribu, etc…

Las velas, en concreto, han sido utilizadas en rituales de magia debido al poder trasformador del fuego. Si además la vela es aromática, tendrá mayores beneficios. 

  1. Relaja la mente.
  2. Aumenta la concentración.
  3. Crear atmósferas increíbles

¡Importante! No dejes velas encendidas si sales de casa, te vas a dormir o al alcance de niños pequeños sin vigilancia. Cuida de ti y de los tuyos, basta con un pequeño soplido 😉