Bancos de Meditación

La meditación es una parte fundamental del Yoga, incluso podríamos decir que el Yoga mismo es una meditación, ya que uno de sus objetivos es aquietar la mente. Pero si te gusta practicar mindfulness o MT, los bancos de meditación te ayudará a sentirte cómodo durante la práctica sea cual sea la meditación que realices.

Banco de meditación japones

Diseño nipón para meditar como un Samurái

Si buscas un banco de meditación con soporte en medio y estética japonesa, este es el tuyo.

Diseño ergonómico.

Ayuda a mantener una postura correcta.

Estructura robusta de madera

Madera maciza tratada con aceites naturales.

Ventajas de usar un banco para meditar

El banco de meditación es un asiento bajo con forma rectangular y cuyo soporte está ligeramente inclinado hacia delante para facilitar la postura. Para utilizarlo, debemos ponernos de rodillas dejando pasar nuestras nuestros pies por debajo.

Usar un banco de Yoga favorece una correcta posición de la espalda en el momento de la meditación. Ello repercute en una mayor comodidad durante la sesión, por lo que podrás alcanzar estados meditativos profundos con mayor facilidad.

Si te gusta realizar la meditación en una posición de seiza, debes tener en cuenta que a largo plazo, tanto rodillas como tobillos pueden sufrir un deterioro. Esto se produce por el ángulo al que se llevan y el peso que han de soportar en esa posición durante largos periodos. Utilizando un banco para meditación solucionas esta problemáticas, ya que reduces ligeramente el ángulo de la rodilla y tu peso se descarga sobre el banco.

Los asientos de meditación también son útiles para muchas otras cosas. Puedes usarlos para apoyar tus pues mientras trabajas con el ordenador, esto elevará tus piernas favoreciendo una mejor postura. También puedes usarlos como pequeño escalón para alcanzar un libro en un estante alto (pero ten cuidado) o simplemente para sentarte mientras lees.

Bancos de meditación

¿Cómo elegir el mejor banco de meditación?

En el mercado existen diferentes tipos de bancos de meditación, pero principalmente podrás encontrar dos modelos. Los hay que tienen las patas situadas a los extremos del asiento y otros en su centro. 

Dependerá de tu forma de sentarse y la envergadura de tus piernas. Si tu complexión es más ancha y cuando te sientes de rodillas mantienes estas separadas, tu banco de meditación ideal será el de las patas centradas. Si por el contrario, tiendes a juntar las rodillas cuando te sientas en posición de seiza, elige uno con las patas en los extremos de la tabla.

Elige aquel con el que más cómodo te sientas y que favorezca tu meditación. Los bancos de meditación que aquí te mostramos son pequeños y muchos de ellos plegables, por lo que no será un problema guardarlos. Además están acolchados para aumentar la comodidad mientras meditas, lo que te ayudará a profundizar mejor en ella.

Varios usos para los taburetes de meditación

Si finalmente has decidido comprar un banco de meditación, debes saber que no solo puedes usarlos para meditar.

Muchas personas utilizan este tipo de taburete como reposapiés cuando están trabajando, como decoración o como un complemento más para realizar estiramientos.

Si decides usarlo como reposapiés cuando estés trabajando esto te ayudará sentarte en una mejor postura, repercutiendo positivamente en la salud de tu espalda.

Si el banco de meditación es bonito, seguro que puedes encontrarle un lugar destacado en la decoración de tu hogar.

Y por último, puedes usar el taburete para meditar como accesorio de estiramientos para isquiotibiales o incluso en ciertas posturas de yoga.