Yoga aéreo

Última actualización:
por Equipo Esyoga

Explora el fascinante mundo del Yoga Aéreo, una práctica que desafía la gravedad y ofrece una experiencia única. Con beneficios físicos y mentales, esta forma de yoga está ganando popularidad en todo el mundo. Descubre cómo esta disciplina puede mejorar tu bienestar y agregar diversión a tu rutina de ejercicios.

Cottonbro Studio/Pexels

No todas las clases de yoga requieren que uses un mat. De hecho, si te gusta mucho hacer actividades físicas, seguramente has visto fotos hermosas en Instagram de un yoga diferente, un yoga que desafía la gravedad. El aéreo yoga es cada vez más popular por todo el mundo y ofrece mucho beneficios físicos para tu bienestar.

¿Qué es el aéreo yoga? 

En vez de hacer yoga encima de un mat, el aéreo yoga emplea una hamaca de seda o cabestrillo que se guinda del techo para hacer los mismos movimientos. El propósito de la hamaca es ofrecer apoyo con las prácticas de yoga, a medida que mejora la flexibilidad y el rango de movimiento.

También le quita presión a algunas partes del cuerpo como la cabeza y los hombros, lo que te permite hacer poses más difíciles como las paradas de manos, con mayor facilidad. Aunque en muchas fotos del aéreo yoga vas a ver a un yogui suspendido en el aire, en muchas de las poses solo hay que mantener en el aire a una parte del cuerpo, como un pie o una pierna.

beneficios yoga aéreo

Origen del aéreo yoga

Fue creado en el 2009 por el especialista español del yoga Rafael Martínez, aunque ya en la década de los 70 el maestro BKS Iyengar experimentaba con colocar unas cuerdas contra la pared. Martínez dio continuidad a la utilización de diversos implementos en el yoga, valiéndose de sus 30 años de experiencia como instructor y practicante del yoga.

Como base teórica se apoya en el Natha Yoga y el Ayurveda, que aportan los lineamientos detrás de la realización de cada ejercicio.

Consejos básicos

Si estás empezando con esta actividad, seguramente vas a disfrutar de una experiencia divertida y transformativa. Pero el aéreo yoga puede ser retador y es posible que necesites preparar tu cuerpo.

No necesitas tener experiencia para comenzar, aunque si has practicado el yoga tradicional, te será más sencillo. Toma en cuenta los siguientes consejos antes de que vayas a tu primera clase:

  • Confía en el cabestrillo: Este elemento aguanta mucho peso, así que sin importar tu forma física, peso o habilidad, puedes disfrutar del aéreo yoga.
  • Usa la ropa adecuada: Puedes usar pantalones de yoga ajustados o leggins, en vez de
    pantalones sueltos, además de un sostén deportivo (si eres mujer) y una camiseta que se ajuste al cuerpo, preferiblemente que te cubra los antebrazos para que no te roce el cabestrillo.
  • No comas mucho antes de ir a clase: Si bien es recomendable no comer abundante antes de una clase, es importante comer un poco antes para tener algo en el estómago.
  • Deja las joyas en casa: Se pueden enredar con el cabestrillo, así que es mejor practicar sin ellas.
  • Relájate: Los movimientos más complicados pueden ser intimidantes y abrumar a muchas
    personas. Respira mientras las realizas y ve a tu ritmo.
  • Comunícate: Si necesitas ayuda con el cabestrillo o te incomoda alguna pose, no temas pedirle ayuda al instructor. Ellos están dispuestos a ayudarte y quieren que disfrutes la clase, así que procura contactar a uno que esté cerca de ti.
  • Modifica lo que sea necesario: Cuando un movimiento parezca difícil, es posible que existan modificaciones que sean más factibles. Ve a clase con mente abierta y asegúrate de mantener la comunicación con el instructor.

Cómo es una clase del aéreo yoga

Cada clase dura 1 hora y comienza con una pequeña meditación. Luego se dan unas palabras de introducción del tema, para posteriormente pasar a la incorporación progresiva de los participantes a la hamaca que se encuentra suspendida a unos 25 cm del suelo, aproximadamente.

En un primer momento los ejercicios se realizan en el suelo y de a poco se colocan algunas partes del cuerpo sobre la hamaca. A medida que transcurre la clase, los movimientos aumentan de dificultad para crear la sensación de que se está flotando.

A lo largo de la sesión hay que enfocarse en controlar la respiración, ya que es uno de los componentes más importantes de esta disciplina.

Finalmente se realiza la savasana, que es una última asana para relajarse antes de irse. También es posible que el instructor coloque piedras calientes en algunas partes del cuerpo de los participantes, o que aplique la aromaterapia.

Beneficios físicos del aéreo yoga

  • Aumenta la flexibilidad y la fuerza del cuerpo: Esta práctica involucra al cuerpo completo, así que todos los músculos se fortalecen. La hamaca te permite profundizar con los estiramientos y las poses, lo que incrementa la flexibilidad corporal.
  • Alivia la presión en la espalda y el cuello: Estar sentado o de pie todo el día hace que la gravedad presione la espina dorsal, pero estar al revés en algunos movimientos de yoga ayuda a aliviar y aligerar la misma.
  • Promueve la circulación: Por las características de las poses y la respiración al hacer los movimientos, mejora la circulación por todo el cuerpo y la digestión.
  • Mejora la fuerza del núcleo: Para mantener la estabilidad en las diferentes poses, hay que activar los músculos abdominales en la práctica.
  • Mejora la confianza y el ánimo: Además de aprender algo nuevo, el aéreo yoga facilita realizar las poses avanzadas de yoga para los principiantes, por el apoyo del cabestrillo. Lo cual puede impulsar la confianza y ofrecer una sensación de logro.
  • Ejercicio de bajo impacto: Por el poco o inexistente impacto, el yoga es una excelente opción para los que quieran mover su cuerpo y padecen de problemas con sus articulaciones.

Algunas asanas de aéreo yoga

Algunas poses necesitan un poco de apoyo de la hamaca para mantener el equilibrio, mientras que otras requieren que coloques el 100% de tu cuerpo en el cabestrillo. Entre las poses del aéreo yoga se encuentran:

  • Vrksasana (postura del árbol): Esta pose es excelente para los que tienen tensas las caderas y les cuesta girarlas. El cabestrillo aguanta tu cuerpo, por lo que se puede hacer una versión alternativa.
  • Matsyasana (postura del pez con apoyo): Esta es una pose accesible para las personas con diferentes habilidades, además de que abre el pecho y contribuye a la movilidad espinal.
  • Ardha Kapotasana (postura de la paloma a una pierna): Acá ubicas tu pierna doblada en el suelo, mientras que tu pierna estirada está sobre el cabestrillo. Esto te ayuda a abrir los flexores de la cintura.
  • Supta Konasana (postura de la estrella invertida): Poner tu cuerpo al revés aporta muchos
    beneficios y es una pose que se puede hacer con el columpio de yoga.
yoga aéreo contraindicaciones

Contraindicaciones

Aunque el aéreo yoga es beneficioso para casi todas las personas, existen algunas contraindicaciones, tales como:

  • Los pacientes de cáncer deben consultar con su médico antes de efectuar esta actividad.
  • Igualmente los que sufran de problemas cardíacos no deberían hacer aéreo yoga.
  • Tampoco es recomendable para hombres y mujeres con gastritis u otros problemas respiratorios.
  • En el caso de las mujeres, deben tener menos de 3 meses de embarazo.
  • Los pacientes que padezcan de problemas de circulación sanguínea como varices agudas no deberían practicar esta disciplina.

Tampoco es recomendable hacer estas prácticas justo después de comer, debido a que puede causar problemas digestivos, aparte de impedir hacer correctamente los giros y las posturas.

¿Es seguro hacer yoga en casa? 

Lo mejor es que busques asesoría al momento de guindar equipamiento en tu casa, ya que puede afectar el techo, aparte de ser muy peligroso si se hace de forma incorrecta. Tampoco es recomendable hacer aéreo yoga en casa sin mantener una base en el suelo, es decir, dejar al menos un pie en el piso. Si estás decidido a comprar tu equipo de yoga aéreo, procura que sea de una buena marca.

Otros estilos de yoga

Kundalini yoga

Acroyoga

Yoga Prenatal

Ashtanga Yoga

Yoga Terapéutico

Vinyasa Yoga

Bikram Yoga

Hatha Yoga

Bhakti Yoga