Posturas de Yoga para niños

Posturas de Yoga para niños

Índice

Quizás tengas la idea de que el Yoga solo lo pueden practicar personas adultas, pero nada más lejos de la realidad, por esta razón, te traemos esta serie de posturas de Yoga para niños para que disfrutes con los más pequeños. La práctica de Yoga en la infancia, es una herramienta muy eficaz para el desarrollo motor y mental de los niños.

Los beneficios del Yoga son muchos y variados no importa la edad a la que comiences a hacer Yoga. En el caso de los más pequeños, el yoga les ayudará a desarrollarse correctamente a nivel motor, mental y emocional.

Esto es así, porque los niños necesitan del movimiento para desarrollar su cuerpo y su mente. La disciplina del Yoga aúna movimiento y concentración. Por lo que, realizar una práctica con ellos regularmente fortalecerá su atención y los hará crecer fuertes y sanos.

Muchos estudios científicos han corroborado que tener el “músculo” de la atención fuertemente desarrollado es un indicador determinante para el éxito en la vida adulta, más incluso que el coeficiente intelectual.

Por eso, en este artículo hablaremos sobre algunas posturas de yoga para niños que te inspiren a practicar con ellos esta disciplina. No olvides convertirlo en un juego para ellos, de esta forma estarán más abiertos y concentrados en las propias posturas.

Postura de la montaña

Esta posturas es una de las más sencillas en Yoga, y por tanto, es muy adecuada para realizarla con los más pequeños. Esta postura se realiza con erguido y con los pies al ancho de las caderas. Puedes hacer una variante en la que se levantan los brazos hacia el techo y se abre la caja torácica. Es una buena posición de partida para construir otras más complicadas, además de ser la postura que da inicio al saludo al sol.

Postura del árbol

La postura del árbol es una pose más retadora, ya que les ayuda a desarrollar el equilibrio y la atención. Se construye a partir de tadasana o postura de la montaña elavando un pié y apoyándolo en la rodilla contraria. Las manos se sitúan juntas en el pecho. Una vez que la hayan realizado puedes jugar a cambiar la posición de las manos, aumentando o disminuyendo la dificultad del equilibrio.

Postura del perro boca abajo

Gracias a esta postura desarrollarán la fuerza en los hombros y la espalda además de ganar o mantener su flexibilidad natural en los isquiotibiales. La forma más sencilla de construir esta postura es partiendo de una posición tumbados boca abajo. Una vez ahí, hay que arremeter los dedos contra la esterilla de yoga e impulsar la pelvis hacia atrás y hacia arriba.

Postura de la cobra

Esta postura, trabajará la espalada y mantendrá en los niños una buena movilidad de la misma. Igual que anterior, para construir la postura de la cobra hay que partir del suelo boca abajo. Una vez ahí, se apoyan las palmas de las manos en el suelo, ligeramente por debajo de los hombros y se empuja arqueando la espalda.

Postura del medio puente

Igual que la postura de la cobra, el medio puente desarrolla la movilidad de la columna y fortalece la espalda. Para construir esta posición de yoga, hay que colocarse tumbado boca arriba, apoya las planta de los pies y empujar la cadera hacia arriba.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Otros post que te pueden interesar