¿Cómo hacer para no resbalar al hacer yoga?

¿Sientes que cuando practicas yoga hay ciertas posturas con las que no te sientes del todo segura o seguro por miedo a un posible resbalón? Si quieres mejorar el agarre de tu esterilla de yoga y sentirte más confiado durante la sesión de yoga revisa estos consejos y recupera el control de tus asanas. 

Los consejos que te contamos a continuación son válidos para cualquier estilo de yoga que practiques, aunque cobran una mayor importancia en una sesión de Hot Yoga, ya que la humedad favorece los resbalones. Descubre cómo hacer para no resbalar al hacer yoga.

Índice de contenidos

Cuidado con las transiciones

Elige la esterilla adecuada al estilo que practicas

Utiliza una Toalla de Yoga

La parte buena del deslizamiento. Acéptalo.

Limpia y seca si la humedad de acumula

Conclusiones

Cuidado con las transiciones

Los resbalones suelen aparecer más fácilmente cuando pasas de una postura a otra, es decir en las transiciones de asanas. 

Sabiendo esto, aprovecha para ser más consciente de los movimientos que realizas en el paso de una asana a otra. De esta forma, estarás incrementando los beneficios sobre la concentración del yoga y evitarás posibles accidentes. 

También puedes disminuir la velocidad de transición para evitar el posible resbalón, sobretodo cuando la sesión está más avanzada y tu capacidad de concentración ha disminuido a la par que el cansancio ha aumentado.

Elige la esterilla adecuada al estilo que practicas

Es posible que la principal causa de caídas y resbalones sea la mala elección de la esterilla sobre la que practicas yoga. 

Para ello es bueno comprar un tapete de yoga de calidad que garantice un buen agarre, más si practicas hot yoga, donde la humedad ambiental es alta y las posibilidades de resbalones aumentan. 

Puedes visitar nuestra guía de cómo elegir una esterilla de yoga aquí.

Utiliza una Toalla de Yoga

Algo que no muchas personas conocen y que es realmente útil a la hora de mejorar el agarre, es el uso de toallas de yoga.

Sí, como lo oyes, existen toallas especialmente diseñadas para ser colocadas sobre la esterilla y aumentar el agarre sobre la misma. 

Están especialmente indicadas cuando practicas estilos de yoga caliente o eres una persona que suda mucho durante la clase. La toalla es capaz de absorber mucha más humedad y evitar así posibles resbalones. 

Para conseguir una tracción óptima con la toalla es importante que esta esté ligeramente húmeda. Puedes humedecerla con agua antes del comienzo de la clase, solo ligeramente.

La parte buena del deslizamiento. Acéptalo

Las colchonetas de yoga son un invento relativamente reciente. Los antiguos yoguis practicaban sin esterillas y tenían que lidiar con los resbalones en sus sesiones. 

Hay resbalones que no te esperas y ocurren demasiado rápido para poder reaccionar a ellos, pero otros muchos los puedes prever. 

Si tu atención es la correcta puede notar ese pequeño movimiento previo al resbalón, esto debe llamar tu atención rápidamente y activar la musculatura complementaria que evite la caída.

Por tanto, que exista la posibilidad de resbalar, y darse cuenta previamente de ello, te ayudará a en tu capacidad de reacción y conseguirás trabajar la musculatura estabilizadora profunda del cuerpo. 

Limpia y seca, si la humedad se acumula

Cuando la humedad se acumula en exceso, es cuando suelen ocurrir más deslizamientos inesperados. Es buena idea tener una pequeña toalla de mano junto a tu mat para pasarla por la superficie de trabajo o secarse manos y pies. 

Eliminar el exceso de humedad te dará una mayor tracción a la hora de pasar de una asana a otra.

Conclusiones

Hemos visto que los momentos clave cuando suelen ocurrir más caídas es entre posturas, en las transiciones y cuando la humedad se acumula en exceso. Es aquí, cuando hay que prestar más atención y ser más consciente de tu cuerpo. También puedes eliminar el exceso de humedad con una toalla de mano cuando esta se acumule.

Por otro lado existen herramientas como las toallas de yoga o una esterilla de calidad que mejorarán tu agarre y evitarán que resbales durante tu clase. Tener el material adecuado te facilitará mucho evitar este tipo de accidentes en una clase de yoga.

Por último, hemos aprendido cómo sacar provecho de los resbalones, afilando tu percepción y ayudándote a trabajar la musculatura estabilizadora.