9 errores que cometes antes de una clase de yoga

Yoga
Última actualización:
por Equipo Esyoga

¡Potencia tu práctica de yoga! Descubre los 9 errores comunes antes de una clase que podrían estar frenando tu progreso. Identifica hábitos que afectan tu concentración y aprende a maximizar cada sesión de yoga para obtener los mejores resultados.

Gustavo Fring/Pexels

¿Sientes que no aprovechas tus clases de yoga al 100%? ¿Qué hay cosas que te quitan la concentración? Echa un ojo a estos 9 errores que puedes cometer antes de una clase de yoga. Quizás descubras alguno que no te habías dado cuenta que hacías y por el que no terminabas de sacarle todo el partido a tus clases.

Haz la digestión 2 horas antes no agua antes

El yoga es un ejercicio físico dinámico y como tal moviliza todo el cuerpo. Cuando estás tomando tu clase y tienes el estómago en plena digestión, te sentirás pesado y falto de concentración. 

Es mucho mejor comenzar tu clase habiendo hecho la digestión plenamente, de esta forma aprovecharás mejor la sesión y no te sentirás incómodo durante la misma. 

Con el agua pasa algo parecido, es mejor haya pasado un tiempo prudencial antes entre la ingesta de agua y la sesión. A nadie le gusta sentir como el agua del estómago se mueve mientras realiza sus asanas. 

Por no hablar de si te entran ganas de ir al aseo en mitad de la sesión, no es nada malo, pero perderás la concentración tanto si vas como si te aguantas hasta el final de la clase. En este caso siempre es mejor levantar e ir para poder continuar con tranquilidad. 

Fuera crema de manos

Si te gusta tener las manos y pies bien hidratado y utilizas cremas para ello, es preferible que la apliques al finalizar la sesión de yoga. Ya que si lo haces antes de empezar sentirás que la esterilla no agarra como debería. 

Esto puede provocar resbalones inoportunos o falta de concentración, aquí te dejo un artículo si quieres averiguar cómo hacer que tu esterilla no resbale. 

Quítate la bisutería

Si vas a empezar tu clase de yoga y llevas puestos varios anillos y algún collar o colgante, es mejor quitarlos para que no te estorben durante la práctica. 

Seguro que te ha pasado que ese colgante que llevas contigo siempre ha acabado pegado a tu nariz en perro boca abajo u otras posturas invertidas, sacándote momentáneamente de la sensación de presencia que puedes experimentar en yoga.

Recógete el pelo en un moño

Si tienes el pelo largo, ya seas hombre o mujer, puede resultar incómodo notar como el pelo te tapa la cara o se mueve de un lado a otro durante las posturas. 

Para ello, lo mejor es hacer un moño compacto que impida que te moleste cada dos por tres. Otra opción interesante, si te gustan las trenzas, es anudarte dos, una a cada lado, es una opción bastante cómoda y a la moda actual. 

Camiseta adecuada

Puede parecer una tontería, pero no, la camiseta yoga adecuada es aquella que te permita moverte con facilidad y no te desconcentre. 

Si eres mujer, te recomendamos que no utilices una camiseta de yoga para mujer con cuello estrecho. Básicamente para que no pierdas la concentración en posturas invertidas donde el cuello cae y puedes ver el torso y la barriga. 

Un buen pantalón legging

Con el pantalón sucede tres cuartas partes de lo mismo, debes elegirlo bien, mi recomendación es que utilices un legging ajustado para evitar pisarlo y que te resulte incómodo. 

Ponte desodorante

El yoga como en toda actividad física se acaba sudando, es algo normal. En una clase grupal es bueno respetar a los compañeros y utilizar desodorante para poder practicar en armonía con el resto de personas. 

Trae una pequeña toalla para el sudor

Si eres una persona que sudas mucho puedes traer contigo una pequeña toalla de mano para eliminar el exceso de humedad que se acumula. De esta forma evitarás posibles resbalones si la esterilla se humedece más de lo que debería o para secarte las  manos, pies o cara durante la clase.

Una esterilla adecuada y propia

Comprar tu propia esterilla es una opción excelente ya sea que practiques por tu cuenta o en un estudio de yoga. 

Normalmente, los centros de yoga tienen sus propias esterillas pero debido al exceso de uso estas pueden estar desgastadas o sucias. Practicar siempre con la misma esterilla y que esta sea tuya te ayudará a ganar seguridad e higiene al mismo tiempo. 

Puedes consultar esta guía de cómo elegir tu esterilla de yoga.